Back to Forum

Sínodo Para La Región Panamazónica: ¿Hacia una Iglasia Más Pobre, Fraterna e Inculturada?

En octubre del año pasado (2017) el Papa Francisco convocó a un Sínodo sobre la región Panamazónica el cual se programó del 6 al 27 de octubre del 2019. Todavía no tenemos los documentos con las conclusiones finales, ya que todavía no ha terminado.

Debemos comenzar indicando que: La Panamazonía está formada por nueve países: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela, Suriname, Guayana y Guayana Francesa, se trata de una región que es una importante fuente de oxígeno para toda la tierra, donde se concentran más de un tercio de las reservas forestales primarias del mundo. Es una de las mayores reservas de biodiversidad del planeta, conteniendo el 20% del agua dulce no congelada.

La población de este vasto territorio es de cerca de 34 millones de habitantes, de los cuales más de tres millones son indígenas, pertenecientes a más de 390 grupos étnicos. Pueblos y culturas de todos los tipos como los afrodescendientes, campesinos, colonos, que viven en una relación vital con la vegetación e con las aguas de los ríos.[1]

Como el abordaje sobre la Amazonía es muy amplio y sus perspectivas son múltiples y muy complejas y esta comunicación es muy limitada me centraré en la segunda parte del numeral I del Documento preparatorio[2] que lleva por título, “Identidad y clamores de la Panamazonía”; es decir que sólo intentaré plantear algunas preguntas sobre lo esperaríamos del Sínodo teniendo en cuenta los clamores de la región del Amazonas.

¿Cuáles son algunos de los clamores de la Amazonía?

 

Deforestación de las Amazonas

Los bosques comprenden un 46,4 por ciento de América Latina y el Caribe. En total hay allí 935,5 millones de hectáreas de bosques y selvas, un 22 por ciento del área boscosa total del planeta, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en su informe ‘El estado de los bosques’, de 2018. Según ese informe, Latinoamérica es una de las tres regiones del mundo donde más avanza la deforestación. Entre 1990 y 2015, la superficie forestal de la región perdió 96,9 millones de hectáreas. La principal causa de la pérdida de bosques en la región es la actividad maderera y la agropecuaria.[3]

Los incendios en el Amazonas, nada nuevo. Según un informe de Greenpeace[4] del 4 de septiembre del 2019 las causas de los incendios son: 1. El cultivo de soja y la ganadería; 2. La deforestación y la industria de la madera; 3. El debilitamiento de las políticas medioambientales.

Multinacionales

Las multinacionales, al considerar que la Amazonía es una tierra de nadie, convierten este gran territorio en mercancía, explotan sus recursos indiscriminadamente y sólo ven allí fuente de dinero y de riqueza.[5] Un ejemplo lo encontramos en el siguiente informe de Greenpeace: Empresas de Estados Unidos y Europa favorecen la destrucción de la Amazonia.[6] El oscuro negocio de la tala ilegal de madera de Ipe daña de forma irreversible la selva amazónica y sus comunidades. En España, una de las maderas tropicales más demandadas es la del árbol de ipe[7] El interés económico por estas maderas preciosas está asociada a graves problemas sociales y ambientales, conflictos que promueven la destrucción de las selvas y el asesinato de las voces que osan alzar su voz contra estas atropellos. Varios países europeos importan madera ilegal desde la Amazonía.

Minería legal e ilegal

El informe Amazonia saqueada revela devastación por presencia de minería ilegal en seis países amazónicos: Brasil, Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Un mapa interactivo muestra más de 2.000 puntos en la región en los que se ha identificado esta práctica.[8]

El más reciente desastre ambiental de Brasil según la ONU es equivalente a 16.000 piscinas olímpicas llenas de residuos de lodo tóxico. Aumentó a 165 el número de muertos por el colapso de la represa de residuos tóxicos en Brumandinho y aún existen 155 desaparecidos.[9]

La Amazonía, una tierra de nadie disputada por colonos sin Dios y sin ley

Proteger la Amazonía no es solo una cuestión de buenas intenciones, sino de mucha tecnología, seguridad, desarrollos sostenible y políticas nacionales e internacionales que realmente defiendan este hermoso y rico territorio.[10]

Cultivos de coca y narcotráfico en el Amazonas

 

Unos cálculos apuntan a que hay más de treinta mil hectáreas cultivadas. Las disputas sangrientas entre las bandas son constantes, igual que el goteo de víctimas de los piratas. Torturan y asesinan a los transportadores de droga para robarles la mercancía, y los dueños de los cargamentos hacen lo propio en represalia. Pero los cadáveres no llegan a los centros urbanos; los botan al río o los dejan en las islas del Amazonas.[11]

Hambre y pobreza en los pueblos indígenas del Amazonas

 

Todos los problemas de los indígenas giran en torno a la tierra. Por esta razón las principales amenazas para su supervivencia y bienestar provienen de la exploración de gas y petróleo (“oro negro”), la tala ilegal desenfrenada, minería legal e ilegal, la rápida expansión de la ganadería y la agricultura, etc., etc., Es indiscutible que la pobreza y la desigualdad de las comunidades y los pueblos indígenas son también la urgencia en Amazonía.[12]

Sólo he mencionado algunos clamores, la lista todavía se puede extender más. Sólo he expuesto los títulos falta conocer a fondo cada uno de estos problemas, falta el análisis de los mismos. Pero nuestra pregunta es ¿Qué podemos esperar del Sínodo frente a estos graves clamores? ¿Representa el Sínodo una esperanza real para la Amazonía y sus comunidades? ¿El Sínodo, realmente, apuntará hacia una Iglesia más pobre, fraterna e inculturada? Creo que es claro para todos que estos problemas no se solucionan con agua bendita. Que es necesario un trabajo real, comprometido y constante por la defensa de los Derechos humanos, la justicia y una ecología integral.

[1] http://www.sinodoamazonico.va/content/sinodoamazonico/es/el-sinodo-panamazonico/el-sinodo-sobre-la-amazonia.html

[2]http://www.sinodoamazonico.va/content/sinodoamazonico/es/documentos/documento-preparatorio-para-el-sinodo-sobre-la-amazonia.pdf

[3] https://www.dw.com/es/bosques-de-am%C3%A9rica-latina-deforestaci%C3%B3n-letal/a-50389934

[4] https://www.greenpeace.org/colombia/issues/bosques/1959/las-3-causas-de-los-incendios-en-el-amazonas/

[5] http://alaorilladelrio.com/2015/03/08/las-multinacionales-y-la-amazonia-la-peruvian-amazon-co-y-la-casa-arana-hnos/

[6]https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/destruccion-de-la-amazonia-es-favorecida-por-empresas-de-eeuu-y-europa-greenpeace/39722

[7]https://es.greenpeace.org/es/sala-de-prensa/comunicados/el-oscuro-negocio-de-la-tala-ilegal-de-madera-de-ipe-dana-de-forma-irreversible-la-selva-amazonica-y-sus-comunidades/

[8] https://sostenibilidad.semana.com/medio-ambiente/articulo/lo-que-debe-saber-sobre-la-mineria-ilegal-en-la-amazonia/46669

[9]https://misionesonline.net/2019/02/12/desastre-ambiental-brasil-aumento-165-numero-muertos-colapso-la-represa-residuos-toxicos-brumandinho-continuan-la-busqueda-155-personas-desaparecidas/

[10] https://www.larepublica.co/opinion/editorial/amazonas-en-defensa-de-la-ultima-frontera-2905310

[11] https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-14538975

[12] https://www.rcinet.ca/es/2019/08/24/pobreza-desigualdad-y-la-urgencia-en-amazonia-temas-de-reunion-anual-del-g7/